22 febrero 2008

LUST, CAUTION (parte 1)

Lo nuevo de Ang Lee —ojo, Metro de la Hoyada— dura 160 minutos; imposible verla en un sólo día para una víctima de la explotación capitalista. Pronto, la segunda parte de la nota (los últimos 80 minutos).
"Si uno se fija bien, nada en realidad es trivial"
Mr. Yee (Tony Leung)
c
* Shanghai, Segunda Guerra Mundial. El ejército imperial japonés invade China. Unos Jones Goicoecheas chinos patrioteros de centavo y novatos —entre ellos, la flaquita virgen Wong Chia Chi (Tang Wei)— planifican el asesinato del Señor Yee (Tony Leung), todopoderoso Gran Cacao colaboracionista de la ocupación nipona. El plan incluye que Wong Chia Chi seduzca y se acueste con el señor Yee; como es virgen, se entrena sexualmente para ello primero con uno de los estudianticos, bastante torpe, por cierto. De inmediato, ella nota el contraste con el Señor Yee, exquisito caballero, dominador de la situación, conocedor de mundo (en pocas palabras: el carajo que hace que una mujer se sienta muy de pinga en un restaurante caro). Lujuria mata nacionalismo. PARA EL MOMENTO CUANDO ESCRIBO ESTO, NO HA OCURRIDO EL PRIMER ENCUENTRO SEXUAL ENTRE WONG CHIA CHI Y EL SEÑOR YEE... ¡SUSTO! LO QUE SE ME VIENE ENCIMA EN LOS 80 MINUTOS FINALES. TODA LA CANDELA, PUES.
x
* Hasta ahora esto está parsimoniosamente bien llevado por Ang Lee, aunque la estructura parece más occidental que oriental. ESCENAS DESTACABLES: 1. una de infarto en la que el señor Yee vacila entre aceptar o no la invitación de Wong Chia Chi a pasar a su casa (donde lo esperan los estudiantes pistola en mano); 2. una sumamente patética en la que los pichones de guerrilleros tienen que matar por primera vez en sus vidas a un enemigo, pero no con las cómodas pistolas, sino a puñalada limpia. Un verdadero via crucis para los chamos.
x
El Señor Yee y Wong Chia Chi
en el Lee Hamilton Steak House de Shanghai:
Noches interminables de pistacho y conspiración... "Le tengo miedo a la oscuridad"
El señor Yee.
Función de PENNY SERENADE (1941) en Hong Kong; Cary Grant interrumpido por boletín panfletario de los ocupantes japoneses. Nosotros acá nos calamos las cadenas de Chávez, que todavía no llegan a los cines ni al DVD.

3 comentarios:

Juniper Girl dijo...

tony leung, mi primer amor!

Oscar dijo...

verga los asiaticos siempre dan catedra cuando se trata de belleza visual en el cine...hasta en las peliculas mas pajuas (no estoy diciendo que esta sea pajua, ojo!)

varias veces me he quedado diciendo "maaarico que de pinga la pelicula...pero no entendi un carajo". menos mal que existe este blog para orientar un pelo (aunque me la paso metido en wikipedia o en la pagina de la RAE...sirve de estudio!)

Juniper Girl dijo...

asiaticos rules!!!