22 febrero 2008

Cuaresma cinematográfica (XV): CHARLIZE THERON LANZANDO GÜEVONADAS PA'L SUELO

&&
IN THE VALLEY OF ELAH (2007)
121 minutos
Director: Paul Haggis
Lo peor de esta película: las sobreactuaciones de Charlize Theron
lanzando güevonadas de los escritorios al suelo.
x
La divertida bartender topless del mosaico de abajo es la actriz Frances Fisher; no todo el mundo tiene los ovarios de hacer un desnudo a los 55 años. Punto a favor.
* El valle del Elah —suena sabrosa esa "h" al final: elaaaaah— fue el lugar donde David se entrompó con Goliat y le clavó sendo peñonazo de Peña por la jeta (chico, ¿qué será de la vida de Alfredo Peña?). Al principio de la película, uno cree que la metáfora bíblica está haciendo referencia a la lucha del militar retirado Hank Deerfield (Tommy Lee Jones) para enfrentar a los poderosos del Ejército y averiguar cuál fue la causa real de la muerte de su hijo Mike, quien apareció cortado en 42 pedazos en Texas poco después de regresar de Irak.
* En realidad la lectura que uno hace al final es que el valle del Elah es Irak, David es un niño iraquí asesinado por el soldado ocupante Mike y Goliat es el imperio de Estados Unidos que, según Paul Higgis, se viene a pique (al final del filme, Hank hace ondear una bandera gringa volteada como señal de que el último, que apague la luz). Al parecer, luego de matar al chamo iraquí, Mike —otrora chamo bueno de familia— pierde el sentido del valor de la vida humana, se dedica a drogarse y a frecuentar bares de strippers, y finalmente lo matan, aunque también él pudo ser perfectamente el matón.
* La premisa de partida es cuestionable, porque con todo lo terrible que sea matar a un niño en Irak, si uno tiene unos valores firmes, debería sobreponerse a eso. Claro, algo de este tenor se muestra en IN THE VALLEY OF ELAH, por ejemplo, cuando Susan Sarandon —en su breve papel de mamá de Mike— le reclama a Tommy Lee Jones por haber asesinado indirectamente a sus dos hijos al haberles inculcado afecto por el cochino mundo militar. Pero Paul Haggis pone más énfasis en las causas políticas. Como muestra de la descomposición de un país, Haggis pone a un soldado que dice: "Debimos haber lanzado la bomba atómica en esa vaina, en vez de mandar tropas".
* Lo que me choca de IN THE VALLEY OF ELAH es la incapacidad de Haggis para hacer una película sobria, como correspondía al tema. Parece que el virus de competir por el Oscar le pica a la gente y la empuja a los excesos estúpidos. Ejemplo: Chalize Theron, en rol de detective-poco-maquillada que pelea para que el caso del asesinato de Mike sea trasladado de la jurisdicción militar a la civil, lanzando de manera 100% forzada los papeles llenos de carpetas por el aire y tumbando todos los peluches de una mesita de escritorio para revisar un expediente. Otro ejemplo: clásica escena de persecución estúpida, con un fugitivo que salta las cercas de las casas, y Tommy Lee Jones consigue atrapar al carajo, como demostrando que él es más arrecho que los policías aburguesados.

1 comentario:

Blogger dijo...

I have just installed iStripper, so I can watch the sexiest virtual strippers on my taskbar.