16 junio 2007

I Festival de Comentarios Breves (XII): ME CANSÉ DE MI CARA

SHI GAN (TIME) (2006)
Director: Kim Ki-Duk
x
Karina, ojalá hayas visto esta película, u ojalá la puedas ver algún día. Es bellísima y demasiado pertinente. Si colocara aquí todos los fotogramas que me gustaron, fácilmente llegaría a 100. Desconocía el cine del surcoreano Kim Ki-Duk, aunque su nombre me es familiar. Lamentablemente, la copia que conseguí está doblada al español, pero el predominio de lo visual es tan contundente que casi no lo notas.
Un argumento con plena vigencia: Seh-Hee, acosada por el temor a la infidelidad y el desgaste de su relación con su novio Ji-Woo (una especie de artista visual-digital independiente), se somete a una cirugía en una clínica especializada en estética para modificar por completo su rostro. "Lamento tener la misma cara aburrida de siempre", le dice en algún momento a Ji-Woo. Pero ocurre la gran paradoja: luego de la operación, al aparecerse como una desconocida ante los ojos de Ji-Woo, descubre que su ex novio sigue amando a la "versión 1.0" de Seh-Hee.
Los grandes temas de fondo: el implacable determinismo del aspecto físico en la conducta humana y la imposibilidad de la felicidad en las relaciones de pareja. Abundan las escenas antológicas: todos los impresionantes berrinches que se terminan armando en el (pobre) café favorito de Ji-Woo; la See-Hee operada y Ji-Woo pasándose un balón de fútbol con el que juega un niño, mientras viajan en ferry; una demoledora secuencia de una fallida cita a ciegas de Ji-Woo con una joven poco agraciada (vuelve el leit motiv del determinismo físico); See-Hee confeccionando un antifaz con una vieja foto suya...
Un importante grupo de escenas se desarrolla en una especie de parque de esculturas surrealistas (muchas de ellas con un alto componente erótico) que quedan parcialmente cubiertas cuando sube la marea. De allí brotan un montón de imágenes sublimes, comó éstas:
Nota: para mi ojo occidental, los rostros de las bellas coreanas se me confunden unos con otros, por lo que en esta película hay que estar muy atento a las caras; algo que, paradójicamente, tiene mucho que ver con el planteamiento de fondo.
Conseguida en: cruce de la avenida Baralt con avenida Lecuna, en un puesto de películas ubicado exactamente en la esquina que está después de cruzar la Plaza Miranda.
Calidad: imagen óptima, con el problema de que esta versión está doblada al español de la Madre Patria, sin más opciones de audio o subtítulos.
Otras imágenes:
Amiga artista plástica de Ji-Woo, de fugaz intervención. No ubico su crédito en la página de Imdb.com. Inolvidable su vestuario y lo bello de su extraño rostro.

Un paseo de viejas fotos y recuerdos que pronto serán incendiados en la cocina de gas...
See-Hee, después de la cirugía de reconstrucción facial: "Debería ser feliz, pero no lo soy..."

3 comentarios:

Juniper Girl dijo...

Yo ya te habia dicho que la vieras!!! Dios has visto, lo que para mi es, una de las películas más hermosas del cine de kim ki-duk. Y estas en lo cierto, hay demasiadas cosas hermosas en esa película... sobre todo cuando ella lleva su "antigua" máscara en los momentos finales. Ah.. y dime si no te impacto o te sobrecogio el final de la película.
Si te gusto esa... tienes que ver una de él que se llama HIERRO-3 y ahora si es urgente en el intercambio porque no te voy a dejar ver esas pelis mas nunca en españoleto... nooooooo. Yo tengo Time con susbtitulos en ingles.

Juniper Girl dijo...

el coreano se oye demasiado hermoso... para mi suena mejor que el chino y el japones.

Aleisis dijo...

Dios, no me acuerdo, sé que hablamos de cine coreano, pero a lo mejor no fui lo suficientemente atento, o no te escuché (como buen exponente de mi sexo), o no lo recuerdo. En todo caso fue positivo porque vi la película como espectador "virgen". Que peliculón, Dios existe.