24 octubre 2007

¡NUEVA PELÍCULA DE VAN DAMME!

It's time to take charge.
(tagline o frase promocional de SECOND IN COMMAND, 2006)
X
No soy fan ultra del viejo cine viril de acción (en realidad no soy fan ultra de casi nada, lo que a veces es más un problema que una virtud). Sin embargo, Jean Claude Van Damme —quien, por cierto, cumplió los 47 años de edad la semana pasada— me trae recuerdos enternecedores de una época cuando iba al cine con mi papá y, en general, hablaba muchísimo más con mi papá que hoy en día. Cuando yo quería ver DRIVING MISS DAISY en el Radio City, mi papá prefería TANGO & CASH en Las Acacias y yo optaba por complacerle y no llevar la contraria a sus gustos rudimentarios.
xxx
x
De todas las de Van Damme de los años 80 y principios de los 90, mi favorita fue HARD TARGET (1993), dirigida por John Woo y ambientada en Nueva Orleans, en la que nuestro bello belga (en el papel de Chance Boudreaux) era un avezado motociclista y tenía el cabello largo con rizos que se le desprendían de la nuca, muy a la usanza Pedro el Escamoso. Pocas veces he deseado parecerme tanto a alguien físicamente como a Van Damme en el momento que vi HARD TARGET.
x
Otra anécdota inolvidable ocurrió con LAST ACTION HERO (1993), que vi sin compañía en una función continuada en el cine Rialto, al lado de la plaza Bolívar. Van Damme hizo un cameo interpretándose a sí mismo en una premiere cinematográfica y cuatro niñas liceístas de chemise beige que estaban en la fila de atrás empezaron a emitir quejidos de placer. "Ay, vale, esas carajitas lo que necesitan es palo", respondió desde la sala profunda un desaprobador macho cervecero de edad madura.
x
Este lunes 22 de octubre, en la muy obstruida entrada de la UCV, descubrí una película relativamente nueva de Van Damme: SECOND IN COMMAND (2006), del director Simon Fellows. No voy a decir que es buena, pero indudablemente despierta nostalgia por un tipo de cine que ya no se hace más.

Al respecto, leer esta entrada del blog de cine del Lobohombre Riera:
http://lobohombreriera.blogspot.com/2006/08/de-cuando-el-cine-tena-cojones.html
x
Hay un golpe de Estado en Moldavia, en la Europa del Este. El presidente legítimo se refugia en la embajada de Estados Unidos y el comandante Samuel Keenan, agregado militar, es el segundo en la cadena de mando después del embajador. Tenía añales sin ver una película en la que los marines son los buenos y la esperanza del mundo civilizado, sin ambigüedades, y dicen cosas como: "Vamos a patear traseros".
xxx
Otro detalle que se disfruta en SECOND IN COMMAND es su descaradísimo machismo, evidentemente una sátira y un guiño a la nostalgia en tiempos de un cine en el que ya los personajes femeninos no necesitan ayuda alguna para el sustento o la defensa personal. Hay una escena de SECOND IN COMMAND en la que Van Damme carga a su novia (una debilucha reporterita de guerra que siempre se mete en problemas por entrépita) sobre el hombro prácticamente como un cavernícola. El mismo aspecto de la intérprete Julie Cox (ojos grandes de venadito, extrema delgadez, carita de yo no fui) refuerza la sensación de que es más un agradable estorbo y una bonita ladillita, antes que una compañera en igualdad de condiciones.

4 comentarios:

Juniper Girl dijo...

el van damme se conserva...

Bicho Rudo dijo...

TE invito a que veas esto amigo: http://www.toquedequeda.net/toqueteers/2008/01/07/quiero-ser-van-damme/#comentario-850439
te cite, espero no te moleste.

Bicho Rudo dijo...

http://www.toquedequeda.net/toqueteers/2008/01/07/quiero-ser-van-damme

Bicho Rudo dijo...

http://www.toquedequeda.net/toqueteers/2008/01/07/
quiero-ser-van-damme