04 enero 2008

PUEDES SER OBESO, PUEDES SER SEXY

La Organización Mundial de la Salud estima que 35% de los estadounidenses contemporáneos son obesos mórbidos. Léase bien: no personas con sobrepeso (que superan 70%), sino obesos mórbidos. Para el año 2015, esta cifra podría montarse en 52%: es decir, una minoría (o mayoría) transversal mucho más importante y pesada —en todo sentido— que negros, latinos, homosexuales, nerds, etc. Actores tan inesperadamente sexys como Johan Hill (SUPERBAD) y Nikki Blonsky (HAIRSPRAY) podrían constituirse en el preludio de toda una marejada de legitimación de una belleza y un erotismo obesos. Estén pendientes de las señales que vendrán. Que Dios les bendiga.

1 comentario:

Oscar dijo...

si no se mueren de arteroesclerosis antes...