09 enero 2008

AUTODESTRUCCIÓN EN EL NORTE DE BÉLGICA

&&&1/2
EX DRUMMER (2007)
Bélgica - 100 minutos
Director: Koen Mortier
x

BÉLGICA: país europeo sólo un poquito más grande que el estado Falcón y unos 10 millones de habitantes: 60% hablan holandés y el resto frances, y generalmente se las llevan muy mal unos con otros. Hasta hace muy pocos años, se podía manejar en este país sin tener licencia, por lo que sus calles eran peligrosísimas. Bélgica fue una semi-potencia de fútbol en los años 80, aunque el envejecimiento y la escasez de población no le permitieron mantener ese ritmo. Sus jugadores más famosos: el portero Jean-Marie Pfaff, el gran lateral derecho Eric Gerets, el delantero Jan Ceulemans y el volante Enzo Scifo (una eterna promesa fallida).
x
* Dries Van Hegen, famoso y apuesto escritor belga que vive con su bella esposa Lio en un apartamentazo en la localidad costera de Oostende, desea alterar un poco su dinámica triunfadora y acepta la aventura de unirse como baterista a The Feminists, una banda de rock pesado integrada por carajos perdedores, disfuncionales y que sufren algo tipo de tara física: el skinhead Koen, un cantante gago y racista que mata a ladrillazo limpio a las mujeres que amenazan su seguridad masculina; Jan, un bajista homosexual con un brazo paralizado, extremadamente apegado a su manipuladora madre calva y obligado a limpiarle la mierda a su padre convaleciente; e Ivan —extremadamente parecido a Vicente Corostola, de la Fundación Nuevas Bandas—, un guitarrista cocainómano y casi totalmente sordo cuya esposa e hija pequeña viven en pobreza extrema.
"Siempre conservaré la posibilidad de salirme de esa realidad alterada en el momento cuando lo desee", recuerda el cínico escritor Dries, quien ejercerá la tiranía de su superioridad intelectual sobre sus compañeros de banda y su entorno inmediato.
x
Detalles de los excepcionales créditos iniciales de EX DRUMMER, que además se exponen con música e imágenes en marcha reversa
* Desnudado así el argumento principal, uno siente que está banalizando a EX DRUMMER, que es mucho más que eso. Podría decir que es la TRAINSPOTTING de Bélgica, pero también lo siento como una banalización. Es una película extremadamente divertida, pero también atroz, violenta y de un pesimismo sin salida. La banda sonora, asociada con las imágenes, ofrece sublimes instantes de solidaria melancolía rockera.
* ¿Escenas memorables? Hay bastantes. Se me viene a la mente una en la que el guitarrista Ivan se mete un pase de coca antes de jugar un partido nocturno de fútbol aficionado, le cae a patadas a medio equipo contrario y anota un gol anulado, antes de recibir tarjeta amarilla y entromparse con el árbitro. Toda la secuencia en la que la banda The Feminists participa en un festival de rock belga es erizante, explosiva, catártica y antológica (uno de los grupos tiene un nombre fenomenal: 6 Million Jews). En otro momento, el protagonista Dries y el ególatra rockero Big Dick —realmente un big dick superior al Dirk Diggler de BOOGIE NIGHTS— visitan una vagina gigante.
* EX DRUMMER es, por otra parte, una película que retrata una particular atmósfera actual de un país que parece observar su propio futuro con total desolación, ante amenazas como la desintegración en la Europa unificada, la inmigración, el envejecimiento demográfico y ese vacío existencial tan nórdico. Dries Van Hegen hace constantes referencias irónicas a la muerte del rey Balduino I en 1993, que remiten al absurdo del régimen monárquico. Al final, Dries hace el amor con su bella novia en su aséptica burbuja de felicidad, mientras los perdedores en cuyas vidas intervino se autodestruyen.
* Esta película belga-flamenca —que seguramente se convertirá en objeto de culto— la conseguí en la avenida Fuerzas Armadas, en un puestico de lo más humilde y ordinario. Está subtitulada en español por un caballero que se hace llamar Edgesy (edgesy@hotmail.com) y a quien hay que felicitar por su excelencia y perfeccionismo.
x
En el cuarto cuadro, una visita a una vagina gigante
El cantante gago Koen (Norman Baert) fuera de este mundo en las fenomenales escenas del festival de rock belga

3 comentarios:

yannick dijo...

la película es excepcional, y no porque yo sea baterista jaja o amante del cine europeo, si no porque la producción de la misma, el guión, y la fotografía permiten sentir esa decadencia presente durante toda la película, igualmente la conseguí en un puesto de un mercadillo junto a peliculas de walt disney (mas atroces aún) y de stallone (aún peores) una gran película ex-drummer. saludos

Anónimo dijo...

Esta pelicula ha dado cambio a mi vida.
Llevaba años buscando una pelicula de este estilo.
Si es verdad que me da una sensacion parecida a cuando veia trainspotting, pero lo siento, esta es sin diferencia alguna, para mi, el mejor largometraje del mundo.
Salud.

Anónimo dijo...

la mejor pelicula que he visto en muchos años, es decir de inmediato me condujo la mente a Trainspotting, pero esta es mucho mas cruda y realista y no se basa en el punto de vista de los personajes desde las drogas ya que no todos las usan, sino en la forma como la sociedad puede ser igual de dañina y destructiva, es decir gente sin esperanza que busca un poco de la misma con un sujeto que lo tiene todo y no necesita vivir de manera decadente, sin embargo este tio Dries no busca ayudar sino explotar lo peor de estos tipos de por si al filo de la locura, para luego volver a su gran casa con su linda pareja , sabiendo que se ensucio las manos, pero las puede lavar muy facilmente, excelente pelicula y ojala tuviera mas difusion a nivel mundial, ya que este es un reflejo que se podria dar en cualquier parte del mundo.