30 agosto 2007

LA REBELIÓN DE LOS CORDEROS DE DIOS

&&&
BLACK SHEEP (2006)
Director: Jonathan King
x
x
Caminaba por las inmediaciones de la plaza Andrés Bello, avenida Trujillo, en Maripérez. Buscaba la casa del legendario pelotero Vitico Davalillo, a quien debía entrevistar (al final, resulta que su vivienda estaba mucho más al Sur, en el sector midclass de Maripérez, cerca del elevado de la avenida Libertador). Mientras a pocos metros un canal comunitario de TV realizaba un reportaje sobre los problemas de la comunidad maripereña, conseguí esta película de Nueva Zelanda: una especie de JAWS pero con la oveja, el rumiante cuya carne es consumida en este país de Oceanía más que en ningún otro lugar del mundo (32 kilos por habitante al año). La manipulación genética también está en juego para las parientas neocelandesas de la oveja Dolly.
x
x
BLACK SHEEP también tiene algo de 28 DAYS LATER, pues hay una enfermedad contagiosa que convierte en lanudos agresivos a los seres humanos, y es quizás lo único que yo le hubiera quitado a esta película de salvajes e insurrectos ovinos carnívoros, hartos de ser trasquilados y sacrificados por la civilización judeocristiana que los convirtió en símbolo de docilidad masoquista.
x
La trama involucra a un hermano menor desheredado de una familia de magnates ovinos, Henry Oldfield (Nathan Meister), quien paradójicamente sufre de fobia a las ovejas, y a Experience (Danielle Mason, muy parecida a Rosanna, una amiga de la revista Todo en Domingo), una militante ecologista y hippie experta en todas las ramificaciones del New Age: las velas aromáticas, la acupuntura, los chakras, las terapias de relajación, etc. El acento neocelandés es graciosísimo. También hay un homenaje veladamente zoofílico a uno de los episodios más antológicos de EVERYTHING YOU ALWAYS WANTED TO KNOW ABOUT SEX (1972) de Woody Allen. De verdad que las ovejas tienen sex appeal.
x

Peluche de oveja que me regaló la oficina de turismo de Nueva Zelanda en 1997 o 1998

3 comentarios:

gonzalo dijo...

El otro día vi en Vive TV un excelente documental sobre el cine venezolano, en el que al final aparecía una encuesta hecha a gente común y corriente (buhoneros, gente en la cola de la camionetica, peatones en un parque) en la que hablaban sobre qué tipo de películas venezolanas les gustaría ver más. Y la respuesta me dejó atónito: la gente pedía más cine de horror y de ciencia-ficción. Y la verdad es que "Black Sheep" resulta ideal para un remake local. Los malos ya no serían ovejas, sino chigueres en un hato apureño o chivos en Paraguaná. Claro, no podría titularse "Chivo negro" pues podría demandar Oscar Yanez, pero la premisa luce interesante: una bandada de chivos que aterrorisa a los habitantes de un perdido y polvoriento pueblo falconiano.

Nanggy dijo...

No se de que me rei más... si de la descripción de la película, o de la ingeniosa idea de hacer el ataque de los chivos falconianos.... tengo media hora muerta de la risa!!!!!!

Psicodeliazombie dijo...

quiero verlaaaaa....!!!!