10 julio 2007

ADICTO EN POTENCIA A LOS COREANOS

DALKOMHAN INSAENG
(A BITTERSWEET LIFE) (2005)
Director: Kim Ji-Woon
xx

x
Karina, si no has visto esta película coreana, me apuntaré una victoria interna en este pique amistoso de cine asiático que tengo contigo desde que te conocí, aunque supongo que ya sabes cuál es. La encontré este domingo 8 en julio en el lugar más insospechado: un puesto muy improvisado de buhoneros en toda la esquina de San José, frente al Banco Industrial de Venezuela, cerca de donde se suele poner un carrito de churros. La copia es excelente, con audio original y subtítulos opcionales en español o inglés.
x
A BITTERSWEET LIFE es una película de acción, pero qué manera de hacer cine de acción, con filosofía y estética. Me estoy volviendo seriamente adicto a los coreanos (y las corenas de piel blanquísima). Qué elegancia y qué limpieza para los encuadres. Qué énfasis en lo arquitectónico, en el diseño de interiores, en la simetría. Vaya uso de la oscuridad absoluta como elemento dramático. Me atrevo a decir que la banda sonora es una de las más brillantes que he oído en mi vida: sarcástica a ratos, hermosa, majestuosa o épica en otros.
No soy gay y me enamoré del personaje masculino protagonista, una criatura 100% cinematográfica. Kim Sunwoo (Lee Byung-Hun) trabaja como asistente matón del exigente Kang, uno de los "presidentes" que controlan las mafias coreanas de trata de blancas y otros negocios sucios. Rasgos de Sunwoo: siempre impecable en su postura corporal y vestuario, sano, impenetrable, hierático, lacónico, aparentemente casto. Su rival dentro de la mafia de Kang: Moon Suk, que es todo lo contrario (despeinado, fumón, ordinario).
xx
x
Kim Sunwoo no parece cometer un error nunca (ni la ropa se la arruga), pero hacia la mitad de la película, incurre en dos debilidades que serán un mal presagio de la vuelta de tuerca de su fortuna. En primer lugar, le perdona la vida a la infiel Heesoo, música celista (?) y amante adolescente del presidente Kang, cuya custodia le había encargado a Sunwoo la irse de viaje de negocios a Shanghai. En segundo lugar, pierde innecesariamente energías con un par de malandritos que le habían hecho un rasponcito a su automóvil.
x
La reflexión de cierre que te da en la madre: un discípulo despierta llorando y temblando. Su maestro le pregunta:
—¿Tuviste una pesadilla? ¿Un sueño amargo?.
—No.
—¿Por qué lloras entonces?
—Porque el sueño que tuve no puede ser real.
x
No deje de visitar en Seúl: La Dolce Vita Sky Lounge & Bar, exquisito local crucial en la rama y tremendo mouse de chocolate.
x

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja, has ganado... no la he visto pero si se cual es!!! :P jajaja... EL CINE COREANO es lo máximo, es mi preferido sobre el cine japones y chino (que no me lea otro pana porque me golpea... dice que el japones es lo mejor).
NO HAS VISTO MY SASSY GIRL! Esa es mi victoria! :P

Aleisis dijo...

En verdad te digo: mañana mismo estarás conmigo en el Paraíso. Y tendrás una copia de este DVD de San José.