12 marzo 2008

CON ESTA CERDITA YO ME CASARÍA CAGADO DE LA FELICIDAD Y SIN PENSARLO... SI TUVIERA SANGRE AZUL DE ALGÚN NOBLE PORTUGUÉS EXTRAVIADO EN LA HISTORIA

Algunas imágenes de una copia pésima de PENÉLOPE, fábula contemporánea en la que Christina Ricci es una aristócrata con nariz de cerdita que debe arrejuntarse con un solterito de sangre azul para dejar sin efecto su maldición. Todo sea por Christina, quien dicho sea de pazo, en una escena toma cerveza con pitillo.
DILE NO A LA PIRATERÍA... aunque los DVD de camarita coleada no dejan de desprender cierta poesía del anonimato. En la escena de beso decisiva, una jevita muy independiente ella —nótese su minifaldita y su carterita—, quizás cansada de la cursilería, se para y se marcha de la sala junto a sus dos amiguitas:

1 comentario:

Juan J. Espinoza dijo...

Siempre he considerado que estas películas grabadas desde el cine, y que además lo disimulan muy mal, son en realidad otras versiones. Con muchos añadidos rebosantes de metalenguaje. Nada como una sonrisita o una persona que se para de la silla...

Por cierto, tremendo blog pana.