02 noviembre 2006

¿Y ESO CON QUÉ SE COME? - VIVE TV




Chico, bien tempranito este jueves, ejecutando el zapping como de costumbre después de bañarme, en vez de ir a hacer ejercicio en el Parque del Este o algo productivo, me he encontrado con un programita bien divertido en Vive TV llamado ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?. El género es de opinión juvenil, como para demostrar que no por ser joven se es bobo y hedonista. El tema era el conflicto en el estado mexicano de Oaxaca. Lo más llamativo de todo era la atractiva moderadora (Osly Hernández), llamada a convertirse en todo un icono del revolucionarismo light: descalza como Shakira, con unos bellísimos rulitos negros como recién hechos en la peluquería que se enrollaba a cada rato en los deditos (como mi amiga Vanessa Davies mientras teclea), y armada con una camarita digital que usaba para apuntar con ángulos "trasgresores" a los invitados mientras hablaban, tú sabes, que si el video experimental y tal, mientras decía cosas como éstas: "Usemos la globalización para extender la lucha". Otro de los moderadores (Reiman Velásquez) es un chamo tuerto. En la esquinita inferior derecha, un calvo con chaleco de fotógrafo y barba de candadito lucía realmente agotado de tanto hacer señas para la audiencia sordomuda.

No tengo nada en contra de los tuertos ni sordomudos, no faltaba más, me parece loable que en Vive TV se dé espacio a los excluidos audiovisuales que jamás toman en cuenta en otros canales. Pero también sería importante le brinden sus 15 minuticos de TV a gente capaz de investigar y documentarse un poco sobre lo que habla, no sólo a las snobs descalzas de la tecnología Sony. Está claro que estos moderadores no tenían ni idea de los acontecimientos en Oaxaca, en algún momento relacionaron al izquierdista López Obrador con la lucha zapatista en Chiapas y los invitados mexicanos casi que los mandaron a callar. Pero bueno, igual me alegró conocer a Osly, creo que tiene madera para el negocio, prefiero verla a ella un millón de veces que ese espantoso bodrio de RCTV que conduce la desagradable gorda sin ningún tipo de rigor informativo a a la que apodan Bicha.

PD: en un momento de su experimentación radical con los encuadres, a nuestra admirada Osly se le fue el dedo y apretó el botón de play cuando estaba hablando uno de los invitados mexicanos, quien para sorpresa de todos se vio interrumpido por un ruido ininteligible. Una de dos: o el programa era en vivo, cosa que dudo, o el editor cumplió la loable misión de conservar la pureza de lo espontáneo.

4 comentarios:

Reindertot dijo...

El programa es en vivo.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, el programa es bueno, es agradable y muestra que los jovenes estamos bien informados. Con lo que no estoy de acuerdo es con lo de la frase "descalza como Shakira", quisiera Shakira tener un par de hermosos pies como los de la moderadora, si el resto de su figura es así de hermosa, entonces es toda una muñeca, hojalá y hubiera más Venezolanas aguerridas y seguras de si misma como ella.

Ramón Antonio Pérez dijo...

Hola:
Esa chica con el cabello ensortijado es la misma que ayer expuso parte de su resentimiento social en la Asamblea Nacional. En esa institución, que se supone sea plural, se sumó al coro unívoco que blandía expresiones xenófobas contra las mujeres más altas, esbeltas, de agradables tallas y piel blanca.
Formó parte de la trampa que le quisieron tender a otros estudiantes venezolanos que piensan distintos a quienes siguen a Hugo Chávez.
Pienso que hablar como ella lo hizo acerca de las mujeres y de sus características fenotípicas también es xenofobia.
Es una lástima que estos medios (VTV, VIVE, TVes y otros afectos al chavismo) se activen para difundir odios, resentimientos y pocas esperanzas a favor del sueño verdadero entre la juventud.
Saludos.
BLOG: http://elguardiancatolico.blogspot.com

Anónimo dijo...

anonimo....
Sin lugar a dudas nos podemos dar cuenta lo influyente de la mujer venezolana, mujer de un arcoiris de colores especial, pero dejen de tratar mal a la mujer venezolana la historia lo confirmara, exito a esta pies descalza